Depresión postparto

De diferentes estudios realizados se ha concluido que la depresión postparto afecta tanto a las mujeres como a sus parejas, esto significa que no existe sólo una base biológica y hormonal, sino que a esto se le añade que las expectativas que tenemos sobre lo que va a ocurrir no es lo que realmente ocurre.

Por mi experiencia personal y profesional, tener un hijo es altamente estresante, dado que cambia profundamente la vida tanto de la mujer como de su pareja durante los primeros años (alta carga de trabajo, pérdida de tiempo de ocio anterior al parto, excesivos gastos imprevistos, falta de sueño,…).

birth-5407332_1920

¿En qué momento es necesario pedir ayuda profesional o cuándo puedes continuar apoyándote en terceras personas? Partiendo de la base de que tener un hijo tiene un alto grado de estrés, es necesario distinguir entre dos tipos de estrés: el positivo y el negativo.

El estrés positivo aparece cuando la persona siente que es voluntario (te das cuenta que sigues queriendo tener este hijo) y que va a poder con él (aunque ahora te parezca desbordante consideras que con un sobre-esfuerzo podrás con esta situación); con este tipo de estrés apoyándote en terceras personas sería suficiente.

El estrés negativo surge cuando la persona siente que es involuntario (te das cuenta que no querías tener este hijo) y que no va a poder con él (te sientes tan desbordado que a pesar del sobre-esfuerzo que realices no vas a poder con esta situación); con este tipo de estrés es necesario pedir ayuda profesional y acudir a un psicólogo.

window-1879548_1920

Los síntomas que nos produce el estrés negativo son: Aislamiento y sensación de tristeza profunda, Hostilidad y aumento de los conflictos en la pareja y Pérdida de interés por aquello que antes considerabas gratificante.

Desde mi experiencia personal y profesional te recomiendo: Reservar espacios para ti (leer, dar un paseo, darte un baño con tranquilidad), Reservar espacios para disfrutar con tu pareja y Limitar/Disminuir los objetivos personales y profesionales (no pasa nada por hacer menos de lo que hacías anteriormente).

Consulta de psicologia en Madrid